In der Tradition der mexikanisch-texanischen Bevölkerung werden Abenteurer und Rebellen in corridos, Volksballaden, besungen. Diese Lieder vereinen in sich folkloristische und historische Funktion, überliefern den Geist der »Alltagshelden«. Auch die Figur des Gregorio Cortez wäre ohne den corrido wohl wieder in Vergessenheit geraten, während sie so Zeugnis ablegt von der gespannten Situation zweier Bevölkerungen, die durch Sprache und Religion getrennt sind. Den sozialhistorischen Hintergrund der Geschehnisse liefern die steigende Anzahl der Siedler aus dem Norden nach Texas – bis 1848 mexikanisches Staatsgebiet – sowie die Umstellung der ursprünglichen Landwirtschaft auf Baumwollpflanzungen und der Zusammenstoß von katholisch-spanischer Identität mit der protestantisch-englischsprachigen.

CHICANO
Canción, Doug Sahm; sung by Rumel Fuentes accompanied by Los Pingüinos del Norte

Chicano, soy chicano,
‘Cause I’m brown and I’m proud
And I’ll make it in my own way.
Some people call me third world
But I know that is the real world
‘Cause to me all I am is Mexicano

Chicano, soy chicano,
All my brothers come together right now.
All across the U.S.A.
I just wake up and say Chicano, soy chicano
Right on!

Chicano, soy chicano,
I can fly just as high and
As long as I want to.
Some people call me violent
‘Cause I’m no longer the silent
Pobrecito mexicano

Chicano, soy chicano,
Mis hermanos organísen pero ya.
Todo el mundo lo sabrá
Y este vato les dirá
Chicano soy chicano
Dali shine!Chicano, soy chicano,
Soy café, tengo orgullo
Y yo sé que yo la voy a hacer.
Unos me dicen »Hippy«
Otros me dicen caifán
!Pero yo solo sé que soy puro »Mexican«!
(Pa’que sepan!)

MEXICO AMERICANO
Mexican American Corrido, Rumel Fuentes; sung by los Pingüinos del Norte

Por mi madre yo soy Mexicano.
Por destino soy Americano,
Yo soy de la raza de oro.
Yo soy México-americano.

Yo te comprendo el inglés
También te hablo en castellano.
Yo soy de la raza noble.
Yo soy México-americano.

Zacatecas a Minnesota,
de Tijuana a Nueva York,
Dos países son mi tierra.
Los defiendo con mi honor.

Dos idiomas y dos paises.
Dos culturas tengo yo.
En mi suerte tengo orgullo
Porque así lo manda Dios.

GREGORIO CORTEZ
Corrido, gesungen vom Conjunto Norteño

»Los Pingüinos Del Norte«

En el condado del Carmen,
miren lo que ha sucedido,
murió el Cherife Major
quedando Román herido.
Anduvieron informando
Como tres horas después,
supieron que el malhechor
era Gregorio Cortez.

Decía Gregorio Cortez
con su pistola en la mano:
-No siento haberlo matado,
al que siento es a mi hermano.

Decía Gregorio Cortez
con su alma muy encendida:
-No siento haberlo matado,
la defensa es permitida.

Iban los americanos,
que por el viento volaban,
porque se iban a ganar
diez mil pesos que les daban.

Al llegar al Encinal
lo alcanzaron a rodear
poquito más de trescientos;
allí les brincó el corral.

Le echaron los perros jaunes
que iban detrás de la huella,
pero alcanzar a Cortez
era alcanzar a una estrella.

Decía Gregorio Cortez:
-Pa’ qué se valen de planes
si no me pueden pescar
ni con esos perros jaunes?

Gregorio le dice a Juan:
-Muy pronto los vas a ver;
anda, dile a los cherifes
que me vengan a aprehender.

Dicen que por culpa mía
Se ha matado a mucha gente;
yo me voy a presentar
porque esto no es conveniente.

Pues ya Gregorio murió,
ya terminó la cuestión;
la pobre de su familia
lo llevan en el corazón.